Hematomas

Un hematoma es una marca en la piel causada por la presencia de sangre atrapada debajo de la superficie de la piel. Ocurre cuando una lesión rompe los vasos sanguíneos pequeños, pero no rompe la piel. Estos vasos se abren y dejan salir la sangre por debajo de la piel.

Causas

Las causas más frecuentes son traumatismos provocados por caídas, lesiones deportivas, accidentes automovilísticos o golpes recibidos de otras personas u objetos.

Su manifestación más típica es la aparición de una zona roja violácea que puede ser dolorosa al tacto. Luego, cambia a un color azulado y después a uno amarillo-verdoso hasta que desaparece.

Aparte del dolor y su desagradable apariencia, los hematomas no suelen tener mayores complicaciones, ya que la mayoría desaparecen al cabo de un par de semanas, aunque algunos pueden llevar meses.

¿Quiénes tienen más tendencia a tener hematomas?

Las personas mayores suelen presentar con mayor frecuencia este tipo de lesiones, debido a que tienen una mayor fragilidad capilar y problemas en el tejido conjuntivo que sostiene la piel. Esto hace que los vasos sanguíneos estén mucho más expuestos a romperse con traumas menores.

Los hematomas también son muy comunes en la infancia, ya que los niños están constantemente expuestos a actividades que suelen producir contusiones, como correr, jugar, ir en bicicleta y hacer cualquier otro tipo de deporte.

Los moretones también son muy comunes en la infancia, ya que los niños están constantemente expuestos a actividades que suelen producir contusiones, como correr, jugar, andar en bicicleta y hacer deportes más violentos.

 

 

"Esta sección no es susceptible de evaluación por la autoridad sanitaria"